Plan lector

Los resultados cosechados por el informe PISA arrojaron resultados preocupantes en cuanto a los hábitos de lectura y a la comprensión de textos de los estudiantes de España. Estos resultados nos obligan a replantearnos nuestra intervención sobre estos dos aspectos básicos de la formación de los alumnos del IES Leonardo da Vinci. El Plan de lectura que emprendamos desde nuestro centro debe dirigir sus esfuerzos en un doble sentido: la enseñanza de la lectura y la consolidación de hábitos de lectura.

El éxito de este plan debe desarrollarse sobre la base de varias condiciones: que sea realista con respecto a las posibilidades del centro y que cuente con el compromiso de los equipos docentes de todos sus departamentos. Asimismo este plan nunca debe considerarse como cerrado, sino que debe mostrarse flexible con respecto a los aspectos que no estén funcionando de manera adecuada para los sucesivos años.

 

OBJETIVOS

1. OBJETIVOS

  • Garantizar el desarrollo de la competencia lectora del alumnado (enseñando a leer desde todas las áreas del currículo)
  • Propiciar las condiciones para que pueda cultivarse el hábito lector (mediante la creación de entornos lectores y la propuesta de textos que sean significativos para el alumnado)
  • Prevenir las dificultades de la lectura  (a partir del conocimiento de su diferente naturaleza y de los modos en que podemos intervenir para subsanarlas)
  • Garantizar una buena utilización de los recursos (a partir, fundamentalmente, del impulso otorgado a la biblioteca del centro y las bibliotecas de aula).
  • Qué dificultades encuentran ante los textos y cómo podemos ayudarles

METODOLOGÍA

2. METODOLOGÍA

2.1.  Enseñanza de estrategias de comprensión lectora

  • Qué dificultades encuentran ante los textos y cómo podemos ayudarles
    • Problemas de descodificación
    • Desconocimiento del vocabulario
    • Dificultad para conectar las diferentes frases de un texto
    • Dificultad para captar su idea global
    • Dificultad para extraer el esquema que subyace (problema-solución, comparación-contraste, secuencia, etc.)
    • Carencia de los conocimientos previos requeridos
    • Falta de autorregulación durante el proceso lector
  • Qué tipo de respuestas ante los textos debemos pedirles
    • Recuperar información explícita o implícita.
    • Recapitular, formular hipótesis, hacer predicciones, etc.
    • Sintetizar el contenido en un resumen, un esquema, etc.
    • Establecer relaciones entre diferentes partes del texto
    • Valorar su contenido con respecto al conocimiento exterior al texto por parte del lector.
    • Valorar su forma con respecto al conocimiento exterior del texto por parte del lector

2.2. Creación de entornos lectores

 La creación de entornos lectores tiene que ver con poner en contacto a los estudiantes con los usos sociales de le lectura, lo que puede hacerse a través de las siguientes actuaciones:

  • Contar con una buena selección de fondos
  • Hacer visibles los libros
  • Hacer accesibles los libros
  • Ofrecer espacios y tiempos para tocar los libros, hojearlos...
  • Ofrecer espacios de lectura
  • Ofrecer tiempos de lectura
  • Leerles en voz alta
  • Leer en silencio
  • Contar historias
  • Hablar de libros
  • Posibilitar que alumnos y alumnas hablen de libros
  • Posibilitar que puedan escribir poemas o relatos, ilustrarlos, etc.
  • Regalar libros
  • Dejar huella (en la revista del centro, en la página web, en el diario lector, etc.)

 

LA LECTURA EN LAS DIFERENTES ÁREAS

3. LA LECTURA EN LAS DIFERENTES ÁREAS

 3.1. La lectura en las actividades

 El profesorado del Departamento de Lengua y Literatura dedicará al menos una hora semanal a la enseñanza y aprendizaje de la lectura y la escritura.

Por otra parte, desde el departamento de lengua y literatura se impulsará el trabajo interdisciplinar con otros departamentos en torno algunos títulos que lo permitan, y se ofrecerá material adecuado para el trabajo desde el resto de las áreas de los procesos de comprensión lectora y de escritura. Se atenderá de manera muy especial al uso de la lectura como instrumento para el aprendizaje, invitando al manejo de diferentes fuentes de información (impresa, audiovisual y electrónica) y por tanto a la lectura en diferentes formatos y códigos. 

3.2. La lectura en las actividades alternativas a la religión

Con el apoyo del Claustro, los alumnos que hayan escogido la Alternativa a la Religión, dedicarán una hora semanal a la lectura silenciosa e individual en la biblioteca. A tal efecto, bastará con que lleven algún libro de casa o alguno previamente tomado en préstamo bien de la biblioteca central o de las bibliotecas de aula.

3.3.  La lectura en las áreas de lenguas extranjeras

Los departamentos de lenguas extranjeras pondrán a disposición del alumnado un número de títulos clasificados por grados de dificultad, lo que favorecerá que cada estudiante pueda ir trazando su propio itinerario lector.

Siempre que sea posible se tratará de impulsar el trabajo conjunto entre el departamento de lengua y literatura y los de lenguas extranjeras a partir de la lectura común de un fragmento, la dramatización de una escena teatral, el recitado de algunos poemas, la traducción directa o inversa de algún texto, la aproximación a autores, obras o movimientos literarios.

3.4.  Lectura en las áreas restantes

Desde el resto de las áreas se atenderá a la lectura en una doble dimensión: la invitación a la lectura placentera y autónoma a través de títulos adecuados a los destinatarios, y la enseñanza de la lectura en tanto que vehículo para el aprendizaje.

Por tanto, cada uno de los departamentos se responsabilizará de proponer la compra de títulos tanto de ficción  como ensayísticos vinculados a su área de conocimiento, y de textos de divulgación aptos para convertirse en libros de consulta para el alumnado.

Por tanto, la enseñanza planificada de la lectura de los textos propios del ámbito de conocimiento específico será una tarea ineludible.

A fin de favorecer actitudes de aprecio hacia la lectura, sería deseable que el profesorado de las diferentes áreas leyera de vez en cuando en voz alta fragmentos especialmente interesantes para el alumnado, y que comentara de manera espontánea lo que en ese momento está leyendo bien por placer bien por necesidades de formación.

3.5. Apoyo  a los alumnos

Aquellos alumnos y alumnas que, bien por insuficiente manejo del código, (alumnado extranjero) bien por deficiencias notables en la competencia lectora, (dificultades de descodificación, por ejemplo) requieran de apoyos específicos, serán objeto de una atención preferente.

Así, las clases de refuerzo de lengua y de apoyo tendrán como eje central de su programación la enseñanza de la lectura.

3.6. Animación a la lectura

Algunas de las actividades de animación a la lectura que pueden institucionalizarse en el plan de lectura del IES Leonardo da Vinci son las siguientes:

  • Todos los cursos contarán al menos con una hora semanal en que podrán hojear los libros bien de la biblioteca central bien de las bibliotecas de aula, leer en silencio y hablar de libros con sus compañeros.
  • Cada alumno o alumna contará con un carnet lector en el que irá dejando huella de las lecturas efectuadas.
  • Se facilitarán marcos para que los alumnos y alumnas puedan compartir sus opiniones sobre los libros (corcho de la biblioteca, revista del centro, “rincón de los lectores” en la página web del instituto, etc.)
  • Con motivo del Día del Libro se realizarán diferentes actividades (recitales, mural en el vestíbulo del centro, intercambios de libros, etc.)

La biblioteca escolar contará siempre con la presencia de un profesor de guardia. Sería deseable que paulatinamente la biblioteca fuera pieza imprescindible en el proyecto curricular del centro, lo que implica no sólo que algunas clases se den en la biblioteca, sino que grupos de alumnos puedan salir de sus aulas y acudir a ella a instancias de su profesor.

EVALUACIÓN DEL PLAN

4.  EVALUACIÓN DEL PLAN

Se evaluarán los progresos en el alumnado tanto de los procesos de comprensión lectora como la consolidación de hábitos lectores; la idoneidad de los textos y títulos propuestos; la intervención de los docentes; los instrumentos de diagnóstico; las actividades de animación a la lectura llevadas a cabo, etc.

 

Las informaciones aparecidas en la página web son orientativas y pueden estar sujetas a modificación. La confirmación de las mismas deberá contrastarse a través de los canales administrativos oficiales o directamente con el instituto.